Tres poemas de Juana Manso (1819 - 1875)

 

Juana Paula Manso, poeta argentina


A. ITALIA.


-ltalie, empire, du soleil! Italie

maitresse du monde! Italie berceau des

arts, je te salue!

Mme. d., Stael.


I

Hay un nombre que es imán

De mi joven fantasía,

Nombre hermoso que despierta

De su inercia el alma mía;

Nombre sueño de venturas, •

De una tierra bendecida

Que por patria' yo eligiera

Siendo dueña de mi vida.


De la Virgen lira mía

Fuiste Italia inspiradora

Por que tu eres en el mundo

De poetas la señora:

y a l ponerte el Dios supremo

O mi., Italia en este suelo,

Te eligió para enviarte

Los que electos son del Cielo.


Noción fuerte y poderosa,

De los mundos soberana,

Cuando símbolo era tuyo.

Soberbia Águila Romana:

y los Reyes te adulaban

Temerosos de tu acero,

y tan solo á una palabra

Se te incaba el mundo entero.


Y eras reina azas mimada

y sultana regalada

Que entre azares se adormía :

Pero ay Dios ¡pobre mujer

en mal hora tu poder

Con perfumes se envolvía.... !


II

Que esas flores olorosas

Derramadas en tu seno,

En su cáliz ocultaban

Amarguísimo veneno:

y á la joven soberana

convirtieron la en ramera

y sus vicios la ocultaron

Con riqueza lisonjera!...

y en delirios y en orgias

Marchitaron tu belleza

y de excesos en excesos

extinguieron tu grandeza...

En la propia sangre tuya.

Tantas veces te empapaste

Que esos grillos que te oprimen

Por prudente los forjaste, 

y águilas latinas

En fragmentos destrozadas

En el polvo las miraste

como cosas detestadas! 

,~--'

Italia inmenso coloso

Que en las remotas edades

Subyugó a sus voluntades

Tanta nación poderosa

Italia tierra bendita

Al genio predestinada,

Tu frente está coronada

Por diadema luminosa.

y... mal pese á tus rivales

Que ávidas te hacen la guerra,

Cada grano de tu tierra

Vale de ellas mil ciudades:

Por que no hay un palmo solo,

De tu recordado suelo

no se alzan hasta el cielo

Desafiando las edades;


Los recuerdos gigantescos

De tu fama y de tu historia,

Rico sello de la gloria

Que te cupo conquistar;

Gloria eterna \ que no manchan

Ni obscurecen tus tiranos,

y que un día entre tus manos

Los vendrás Italia ahogar!


Que tus hechos inmortales

Cual los Alpes altaneros!

A los siglos venideros

Aun tu gloria elevarán;,

y mas que ellos inmortales

Las memorias de tus hombres,

Sus decrépitos renombres,

A la par conservarán.


Quién te culpe de cobarde

Muy aleve habrá mentido,

Que tu nunca has admitido

El baldón de 1os esclavos.

y mas altos que los Alpes,

En honor de tus derechos

Promontorios hay ya hechos

De los cráneos de tus bravos:


De los libres que corrieron

A la muerte y al tormento,

y con huesos, monumento

Te legaron de gran prez ...

Ay! recuerdos con señora

Que en tu acerbo llanto y duelo

Por favor te deja el cielo

En tu mísera viudez!


Comentarios