Mis mañanas sin ti


Amor, Decepciones amorosas, Historia de mujeres, Relaciones de pareja, Sexualidad, Poesía de amor, Poemas cortosHorizonte Femenino


A  P. C. B
¡Gracias por pelear conmigo las batallas del insomnio!

He dejado que la tristeza se cuele por la ventana y pegue fuerte.
Llegó temprano, con la primera luz del alba y tu recuerdo.
Ha traído consigo los besos mañaneros que te daba,
el aliento cargado de amor después del coito,
y la tibieza trasnochada de las sábanas.

Hoy mi sexo no se define sin tu boca
 que tan bien sabe nombrarlo.
El anhelante nido vacío de mis fulgores,
es un señuelo tembloroso de aves perdidas.

La sombra de la tristeza se desliza entre mis piernas.
Aletea despacio, roza ligeramente mi pubis y
huye en volandas de mi aposento.

Reniego de esa oscura artífice bifronte,
constructora de ensueños.
Supone aferrarme al pasado,
pero me empuja indolente hacia el futuro.
 Es al mismo tiempo una muleta
y la razón para salir al mundo.

Más allá de mí,
deambulo entre una marea
de sombras impenitentes.
Creo vislumbrar tu rostro
en la margen del camino de vuelta.
En la memoria intemporal de los amantes,
en los atardeceres desvestidos de anhelos
y en la fría oscuridad del interlunio.


¡Libertad... para pensar!