Pequeñas alegrías


Historias de historias, poemas dedicados a ti mismo, Cañón del Chicamocha, Rol o papel social, Expectativas sociales, La existencia humana, María Eugenia Marínez Garcés
Cañón del Chicamocha, Santander, Colombia


El mundo espera que mueras de olvido,
cuando nada te recuerde,
ni tu mismo;
vencido sea tu impulso
 y con temores
te asomes al abismo

pero mi alma duerme cada tarde,
cuando mi cuerpo pierde la batalla;
se abre en soledad a la alborada,
con ímpetu y sin dudas
 engancha un tren que desalinea la utopía.

El mundo espera que afanes tus pasos,
avances fatigado a contratiempo,
enfrentes en tu andar noches sin luna,
te humille su alargada estampa,
y acalles los anhelos en tu vientre.

pero mi ruta se delinea paso a paso,
conforme al trazo corto de los días.
Anhelos es la piel de mi destino
y gana flacidez en el trayecto;
mas este andar se expande si fronteras,
y se hace infinitud entre mis piernas.

El mundo espera que muera de olvido,
Yo deseo vivir mientras recuerde.


¡Libertad... para pensar!

Comentarios